Viajar por los mapas y las redes

Viajar por los mapas es, en cierto modo, comprimir el tiempo-espacio conectando con el otro lado del mundo. Cuando uno viaja por los mapas puede llegar a saber que todos tenemos esos territorios múltiples dentro de nosotros y que se puede experimentar la vivencia de muchos otros. “Cada uno de nosotros necesita, como ‘recurso’ básico, territorializarse. No en los moldes de un ‘espacio vital’ darvinista-ratzeliano, que impone el suelo como un determinante de la vida humana, sino en un sentido más múltiple y relacional, inserto en la diversidad y en la dinámica temporal del mundo” (…) De ninguna manera se trata de las nostalgias de una Gemeinschaft, de una vida comunitaria cerrada y autárquica, que en cierta forma sólo existió en la simplificación de algunos científicos sociales” (Haesbaert, 2011: 15-16)[1].

Son múltiples las formas que pueden tener las redes sociales en el entorno urbano. Aquí presentamos dos ejemplos, uno de una red altamente polarizada (imagen B) y otro de una red menos polarizada en la que se han comenzado a entretejer relaciones partiendo de nodos periféricos (Imagen A).

Imagen A: Una red menos polarizada

 DIAGRAMA RED MENOS POLARIZADA

Imagen B: Una red polarizada

 DIAGRAMA RED POLARIZADA


 

[1] Haesbaert, R. (2011), El mito de la desterritorialización. Del ‘fin de los territorios’ a la multiterritorialidad, México, Siglo XXI.

 

Laisser un commentaire